martes, 14 de julio de 2015

Peña Nieto y El Chapo

Las interrogantes de la segunda fuga del Chapo


Con incredulidad nos enteramos de la segunda fuga del narcotraficante más poderoso de México y tal vez del mundo, Joaquin Guzmán Loera (a) El Chapo, y es que en varias ocasiones se difundió su supuesta fuga del penal de "máxima" seguridad del Altiplano o La Palma ubicado en Almoloya de Juárez en el Estado de México, de donde es oriundo el presidente Enrique Peñas Nieto, quien reconoció que una segunda fuga del Chapo durante su mandato "sería más que lamentable, sería imperdonable".

Pues aun a sabiendas del poderío económico y corrompedor de este capo de capos y del perfil psicológico que le hicieron a su ingreso al Altiplano, donde se destacaba la astucia e inteligencia de Guzmán Loera, no se le puso mayor cuidado y vigilancia extrema, sin puntos ciegos en la video vigilancia que exigen los "derechos humanos" de cada recluso en México y el resto del mundo, tampoco se monitorearon las visitas del capo, ni el CISEN sabe en donde está la esposa y las hijas del Chapo, con las que seguramente ya se reunió a su salida de Almoloya.

La opinión pública no se explica cómo es que lograron cavar un tunel de más de kilómetro y medio y 1.70 metros  de alto, con enormes tubos de PVC, retroexcavadoras, alumbrado y ventilación. ¿Donde quedaron las toneladas de tierra? ¿porqué nadie vio nada a esa distancia del penal si se supone que es tránsito diario de policías y militares? ¿porqué a pesar de que esa cárcel alberga a los delincuentes más peligrosos y poderosos del país no se establece un perímetro de vigilancia más extenso? ¿porqué no se hacen inspecciones aleatorias y constantes en las construcciones aledañas al penal de "máxima" seguridad? ¿porqué el gobierno federal no previó todos los escenarios posibles de un intento de fuga como el que se dio? ¿porqué tardaron tanto en dar la alarma y en reaccionar y accionar el operativo de recaptura cuando todavía se encontraba cerca del lugar?

Es obvio que el narcotraficante tuvo cómplices dentro del penal, autoridades y custodios, y tal vez fuera de La Palma, policías o autoridades locales y federales. Tal vez utilizó una pista clandestina y un avión o helicóptero para darse a la fuga, tal vez se trasladó por tierra a la ciudad de México o Guadalajara, o tal vez no ha salido del Estado de México, tal vez ya está fuera del país gozando de su libertad y de la impunidad que solo se consigue en México cuanto tienes todo el dinero del mundo para corromper autoridades y construir  narco túneles que son la especialidad del cártel de Sinaloa y eso también el gobierno se supone que lo sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario