jueves, 6 de noviembre de 2014

SEÑALES DE HUMO

El gobernador Marcos Covarrubias finalmente ha aceptado que la guerra entre bandas del crimen organizado ha rebasado la capacidad de las fuerzas del orden estatales y con mayor razón las municipales. Hay que reconocerlo, la entidad era hasta hace poco la más pacífica, tranquila y segura del país junto con Yucatán, y no estamos preparados para enfrentar el grado de violencia que se viven en estados como Guerrero, Michoacán y Tamaulipas. O como en Ciudad Juarez, Tijuana, Monterrey y Coahuila a mediados del año 2000. Es por eso que se debe de ver para adelante y exigirle a la federación una estrategia de seguridad como las que ha implementado en esos estados ya que dos bandas rivales del narcotráfico llegaron del vecino estado de Sinaloa a querer asentar sus reales en este tranquilo estado y eso no lo debemos de permitir. Ojalá el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong atienda este grave problema que estamos padeciendo y ponga a trabajar de una vez por todas a la PGR, al Servicio de Inteligencia Militar y de la Marina, al CICEN y a todo el aparato de seguridad para acabar pronto con estas matanzas antes de que comience a caer abatida por las balas de los sicarios gente inocente. Recuerden que Baja California Sur también es México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario